Nihil

Los nihilistas son unos horteras que visten de negro y llevan gafas de pasta… Espera, no.

En época de crisis salen como setas, y, a día de hoy, con dos crisis asidas a nuestros cuellos como larvas de alien (la económica y la cultural), el nihilismo mal entendido, sin base filosófica alguna, prospera entre nuestros semejantes.

¿Para qué voy a respetar esto si…? Ya nada importa. Todo se ha ido a la mierda. ¿Yo? A lo mío, a mí que me dejen en paz. Mira ese, qué iluso. Todos los políticos son iguales. La política es una mierda.

El nihilismo negativo es una lacra a eliminar y, por desgracia, prolifera demasiado.

El ultraliberalismo se alimenta de él. Se fomentan dos ideas completamente autodestructivas: ya no hay normas ni valores; esto es la selva y hay que prepararse para ser el más fuerte.

Principios éticos como la solidaridad, el altruismo y el respeto por las normas quedan relegados por el culto al individuo a ultranza, al egoísmo.

Esta claro que tenemos una crisis cultural fuerte, que los movimientos políticos están secuestrados por ideologías, cuyo nacimiento no solo nos retrotrae al siglo pasado sino incluso al antepasado (y poniéndonos tontos nos vamos a las revoluciones francesa y estadounidense), pero todo eso no es excusa, el humanismo sigue ahí y solo hay que resucitarlo.

Nos han colado un golpe de estado. Llevan cuarenta años preparándolo. Hemos vuelto a la edad media, pero con algo más de nivel y sin oscuridad católica.

Habrá que devolver el golpe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s