Donate

Sintetizando mi visión del software libre desde mi situación fronteriza como usuario que se interesa pero no deja de ser un informático frustrado:

Parte uno: antes que bajarme una versión craqueada de un programa de pago (que suele ofrecer muchas más cosas de las que necesito), prefiero buscar uno libre, normalmente hecho de manera sencilla por algún desarrollador cansado y muy, muy altruista.

Tres excepciones: El Photoshop (no me acostumbro al Gimp), el Office (mi programa de subtitulación lo requiere para la corrección ortográfica) y algún que otro programa de sonido (no he encontrado nada demasiado robusto por el mundo del software libre).

A raíz de comprarme el mac, he intensificado aún más el uso de este tipo de software. Dicha plataforma tiene un gran número de desarrolladores que aportan muchas alternativas abiertas y de mucha calidad.

Parte dos: nunca en todos estos años interneteros, se me había pasado por la cabeza soltar un duro por nada. Coño, todo era (es) gratis y si está ahí, lo uso.

Hasta que un día vi la luz; de repente me di cuenta de que tenía el ordenador plagado de programitas que me hacían el trabajo diario mucho más fácil, que funcionaban a la perfección y que encima recibían soporte continuado. Programas por los que no había pagado nada de nada. Y me decidí a pulsar en ese botón que tantas veces había ignorado, sí, ese que viene decorado con una palabra extraña: donate.

Empecé poco a poco, seleccionando los tres programas que más utilizaba, y al final me acostumbré a pagar alegremente. Tampoco doy mucho, a veces es una cantidad más bien simbólica, pero al menos intento dar.

En esta época tan nihilista habrá quien me llame tonto, pero yo creo que es algo que debo hacer. Si queremos un entramado de relaciones personales y comerciales que funcionen de manera alternativa, fuera del sistema capitalista, necesitamos fomentar la solidaridad y apoyo al trabajo de los demás. En este caso, yo lo único que puedo aportar es dinero, porque no tengo los conocimientos para desarrollar. Bueno y este artículo tan evangelizador. Jejejeje.

2 comentarios sobre “Donate

  1. Has descubierto la ética kantiana con 200 años de retraso. Congratulations.
    Igual dentro de 200 años más descubras por qué no funciona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s