Paternidad

27Jul13

Casi dos semanas que han pasado en un pestañeo. Ha habido momentos muy agradables y otros no tanto.

 Sin entrar en filosofías baratas sobre la paternidad y ese nuevo mundo de piruleta y amor que se supone me espera, durante estos días me han surgido muchas reflexiones.

Y, por supuesto, como siempre que me siento a escribir, no me acuerdo de casi ninguna.

Estas son las que han pasado el filtro de la memoria (que en estos momentos es escasa):

 -La profesión de personal sanitario en una maternidad necesita de gente con habilidades muy especiales.

Para nosotros, los clientes, el momento que estamos viviendo es uno de los más intensos de nuestra vida; para ellos, los trabajadores, es simplemente curro. Un niño más de los muchos que han sacado de una barriga durante sus años de experiencia.

Sin embargo, en ningún momento de todo el proceso pierden la simpatía o la dulzura. Aunque ese día no sean capaces de sonreír, el trato siempre es correcto y, sobre todo, humano.

Este último aspecto es el que los distingue de cualquier otro trabajador sanitario con los que yo haya tenido contacto. Tienes en frente de ti a otro humano, no a un ser con la empatía apagada.

 -Tener un hijo es algo que no te hace especial en el mundo, aunque todas las hormonas y feromonas te indiquen lo contrario.

Es una idea que intento tener siempre en la cabeza en mi trato con los demás. A casi nadie le importa lo listo, inteligente y guapo que es tu niño. Entre otras cosas porque es mentira, salvo para los implicados en la historia.

 -Internet, libre expresión y maternidad/paternidad es muy mala mezcla. En serio, aconsejo seriamente un paseo por los foros dedicados a la maternidad y al criado de los hijos. Cien por cien diversión.

 -Tengo que desarrollar más profundamente mi capacidad de filtrado. ¿Qué quiero decir con esto? Una vez comienzas a zambullirte en el maravilloso mundo de criar a un niño, confluyen tres aspectos en una gran ola dispuesta a ahogarte si te pilla desprevenido: Uno, casi todo el mundo tiene hijos o piensa tenerlos; dos, todos creemos que el nuestro es especial; tres, todos tenemos una opinión respecto a cómo educarlos.

 Al final viene a ser como una religión. Has de aceptar ciertos dogmas y despreciar los demás con vehemencia.

 Creo que en las dos últimas semanas hemos oído todos los consejos posibles que se pueden dar sobre la lactancia y casi todos se contradicen entre sí. Todo el mundo habla como si dispusiera de la razón absoluta.

 Para mantener la cabeza, estamos intentando aplicar nuestro sentido común, punto. ¿Lo podemos estar haciendo mal? Por supuesto, pero al menos hemos hecho algo que nos parece o parecía coherente en su momento.

 Está claro que es supertierno que el bebé se quede dormido en la cama contigo. Estás puesto de feromonas y endorfinas hasta las orejas y es fácil quedarse obnubilado viendo cómo se duerme; pero hay que tener en cuenta que estos pequeños cabroncetes se acostumbran a lo bueno y luego no te los sacas de encima.

 -En realidad es emocionante esto de tener tantas sensaciones nuevas de golpe. Es como volver un poco a la adolescencia, pero sin la arrogancia de saberlo todo (al contrario).

 A veces, más que un sentimiento nuevo,  es una versión nueva de uno viejo.

Ejemplo: Te duele un pie, siendo un poco hipocondríaco, tu mente empieza a construir toda clase de problemas alrededor de ese dolor. Como eres medianamente inteligente, te has educado durante toda tu vida a no dejarte llevar por esos pensamientos y a no hacerles caso.

Tu hijo deja de cagar durante unos días. Y tu cerebro empieza a construirse las mismas historias, pero con otra persona. Jamás me había preocupado por la salud de nadie a un nivel tan interior e irracional como en mí mismo, y, descubrirme haciendo lo mismo con mi hijo es bastante extraño.

Autocontrol, aquí no pasa nada y el muy mono ya me regala considerables plastas durante todo el día.

Anuncios


5 Responses to “Paternidad”

  1. 1 Isa

    Como muy bien dices esto de los niños se convierte casi en una religión y todos quieren/queremos tener razón… la gente no suele dar consejos… da ordenes pero yo creo que por qué de esa manera les sirve para confirmar que lo que hacen ellos con sus hijos es justo lo correcto que es justo una de las cosas que mas necesitas cuando tienes hijos…
    debido a esto no tengo por menos que discrepar en una cosa y darte la razón en otra ( jeje)
    – ” estos pequeños cabroncetes se acostumbran a lo bueno” : ¿ que hay de malo en ello? ¿ no demuestran acaso inteligencia? ¿ es malo saber lo que se quiere y pedirlo? . ¿ por qué negar a tu hijo algo que a todas luces le viene bien y le gusta? … en virtud de unas posible e hipotéticas consecuencias posteriores? No lo sabes a ciencia cierta… prefiero ir por la vida en este tema y en otros sin pensar ” si hago esto, me pasará lo otro”… por una razón; no lo sé a ciencia cierta.
    Mas pronto que tarde, no querrán abrazos, ni dormir contigo…y los echaras de menos… hay muy pocos chavales de 15 años durmiendo con sus padres… seguro.

    – te doy la razón eso si, en que la mejor formula es aplicar el sentido común, el vuestro… que no tiene por qué ser igual que el mio. lo que me ha funcionado a mi, no tiene por qué servirte a ti… no es una ciencia exacta desde luego, no hay un método , no hay sistema posible ya que al fin y al cabo tratamos con personas… o personitas.

    solo sé, que no sé nada.

  2. Tener un hijo no se parece a nada de lo que te habían contado ni a nada de lo que te habías imaginado. No te hace especial ni diferente y te desborda.

    Hay que aprender a ser padres, no el mejor padre del mundo, eso es una gilipollez. Simplemente el mejor que puedes ser tú y es un trabajo, tiene muchas cosas buenas que salen solas, muchas cosas buenas que hay que currarse y otras malas que hay que sufrir y asumir.

    Ni todo es color azul ni es un infierno.

    pasadlo bien!!

  3. Felicidades Ramón!!! ante todo, como muy bien dices, sentido común 😉 así que a disfrutar de esta nueva experiencia.

    P.D: a mi se me sigue cayendo la baba con mi sobrina (Martina :D)

  4. 5 fer

    felicidaes ramón tio!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: